tree-3822149_1920
Lileyna García

Lileyna García

Fundadora y Guardiana de Pulso Alquímico®.

Cuento : Mujeres árbol.

Mujer Medicina: Ximena Noemi (Colombia).

Esta es una historia, muy pero muy de antaño, de la que ya no muchos recuerdan y de la que ya no muchos hablan.  Antes que aparecieran los humanos de dos pies en la tierra, habían muchos árboles jóvenes que vivían organizados en bosques en torno a una gran Abuela Árbol. Tenían raíces profundas que les permitían estar conectados unos con otros y contarse cuentos antiguos cuando caía la noche. Estaban enraizados en los rincones más hermosos del planeta tierra. Se nutrían del sol, el agua, el viento y vivían en armonía con la madre naturaleza.

La Abuela Árbol era una Sequoia, y según dicen, fue el árbol más sabio de todos los tiempos y lugares que hayan existido en este planeta. Conocía todos los secretos, y a ella nada se le podía ocultar, ya que a través de sus raíces cruzaba el mundo entero.

El resto de los árboles se comunicaban entre sí sin usar palabras, movían los elementos de la naturaleza sin tener manos y podían sentir la energía vital de todos los seres, a través de la red subterránea que formaban con sus raíces.

Un día, tiempo después que aparecieran los humanos de dos pies en la tierra, algo misterioso pasó y comenzaron tiempos de guerra, muerte y ambición. Los árboles estaban siendo destruidos y usados indiscriminadamente por los humanos.

Estaban desapareciendo paulatinamente, por lo que la abuela árbol sintió inmenso temor al no poder controlar la situación y tomó una dolorosa decisión. Para proteger a su bosque, les permitió desenraizarse, tener pies y reencarnar en mujeres sabias conocedoras de los secretos de la tierra. Así podrían correr lejos de la destrucción, esconderse y luego de unos años llevar su legado medicinal por el mundo y a través de las generaciones.

Estas mujeres árbol, debieron aprender a caminar y sobrevivir por sí mismas en la civilización. Sobrellevando además un dolor desgarrador en sus corazones, que era la separación del resto del bosque y el desenraizamiento con la Abuela Árbol.

La abuela que me visitó en sueños para contarme esta historia, dijo también que pasaron muchos siglos, y la guerra y la ambición  por el bosque siguieron hasta hoy.

Las mujeres árbol se movieron por el mundo como las primeras brujas y  sacerdotisas conocedoras de la medicina de la tierra. Sin embargo, algunas para poder subsistir se olvidaron de su esencia, por lo que aprendieron a vivir como humanas, relegando sus poderes y habilidades sanadoras. Muchas otras fueron capturadas, esclavizadas, acusadas de brujas y asesinadas en los tiempos de inquisición.

Por cada mujer árbol que moría, la abuela Sequoia se secaba un poco más.

Sin embargo, el grupo de mujeres árbol que continuó con el legado se distribuyó por el mundo entero, y a pesar de estar separadas por la geografía se prometieron jamás dejar de ser ellas mismas y conservar vivo en su ADN original, todo aquello que aprendieron de la Abuela Sequoia.

Recuerda….

Así fue como este grupo de brujas, sacerdotisas y mujeres medicina prometieron reencontrarse en todas las vidas posteriores, manteniendo muy bien guardado el secreto de sus orígenes.

La Abuela, deseando nunca más separarse de su bosque  y en un acto de profundo amor, bendijo a todas las mujeres del mundo obsequiándoles un árbol en su vientre. Este árbol, pasó a ser parte invisible de cada útero y mientras éste mantuviera su enraizamiento se mantendría sano.  Más allá de que una mujer tuviera o no su útero físico, este árbol siempre estaría silencioso esperando por ella. Mientras más viva se sintiera la mujer y más conectada a la tierra estuviera, más fértil y sano estaría su árbol del útero.


Esta es una historia que comenzó antes de los orígenes de la humanidad, sin embargo muchos dicen que el espíritu de la Abuela Árbol hoy está llamando fuerte y claro a sus hijas. Su grito surge desde el fondo de la tierra y es un llamado silencioso que se oye desde adentro. Toda mujer que lo atienda, recobrará esta memoria antigua escrita en su sangre, recordará que su alma trae medicina, que sus pies son raíces, que sus manos son ramas y su vida en la tierra es mucho más profunda y mágica de lo que ella imagina.

Es así, como al abrazar al árbol más viejo del bosque y apoyar tu oído sobre su corteza, éste te envolverá con su energía y te contará los secretos de las mujeres árbol. Si te dispones a oírlo desde el corazón, te colmará de todo su amor y protección, y te bendecirá con su capacidad sanadora. Desde ese día, nunca más estarás desconectada de la Abuela Árbol. Tu útero recuperará sus raíces invisibles  y caminarás por siempre anclada al corazón de la tierra.

Canal creativo : Lisete Alcalde
Facebook:
https://www.facebook.com/LisetealcaldeART



Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email